La innovación en las olas de calor

“Todo cambio basado en el conocimiento que genera valor”: así define la innovación Jorge Barrero, gerente de la fundación COTEC.

Por eso esta mañana, basándome en el conocimiento científico de las temperaturas de Madrid, comenta Jorge, he decidido armarme de valor y dejar el traje y la corbata en casa, por primera vez en 15 años, para ir a una reunión oficial.

Innovar un lunes antes del desayuno debe ser, como mínimo, tan saludable como beber tres vasos de agua, comerse una cabeza de ajo o cualquiera de las otras prácticas recomendadas por los gurús de la vida sana, concluye Jorge.

Ya que Jorge habla de calor, voy a recopilar yo algo sobre eso, y os lo enseño.

  • Asfalto de colores para combatir el calor en las ciudades (Observatorio de la innovación de Bizkaia).

http://www.barrixe.com/index.php/es/innovaciones-de-interes/innovaciones-tecnologicas/2674-asfalto-de-colores-para-combatir-el-calor-de-las-ciudades

  • Ciudades inteligentes: la innovación está a tu alrededor (Innovación tecnológica. Grigoriy Yakovlev. Abril de 2015)

https://iq.intel.la/smart-cities-innovation-is-all-around/

  • Olas de calor en la Comunidad de Madrid.

Uno de los principales problemas al hablar de Olas de calor, según relata el Área de Climatología y Aplicaciones Operativas de Aemet, es que no existe una definición única y precisa del término; sabemos que se trata de episodios de temperaturas anormalmente altas, que se mantienen varios días y que afectan a una parte importante de nuestra geografía. Ahora bien, ¿qué valor tienen que alcanzar las temperaturas para poder considerarse Ola de calor?, ¿cuántos días tienen que mantenerse?, ¿qué superficie tiene que verse afectada?

Esa imprecisión en el término da lugar a interpretaciones subjetivas de lo que es una Ola de calor, observándose en muchas ocasiones una tendencia a exagerar sobre el tema. En verano es normal que haga calor y no podemos hablar de Ola de calor, cuando las temperaturas, aún siendo altas o incluso muy altas, sean relativamente habituales en el periodo estival.

Al establecer los umbrales de temperatura, hay que considerar que los valores ‘normales’ de las mismas difieren mucho de unas zonas a otras, y por tanto no se puede establecer el mismo límite para todas las estaciones meteorológicas consideradas, y también que unos umbrales demasiado laxos darían como resultado que el número de episodios de Ola de calor de cada verano fuese muy elevado, perdiendo por tanto el carácter de excepcionalidad que se les supone, mientras que si son demasiado estrictos podrían no detectar algunos episodios.

Tras probar con distintos umbrales, el criterio elegido es el siguiente:

Se considera Ola de calor a un episodio de al menos tres días consecutivos, en el que como mínimo el 10% de las estaciones consideradas, registran máximas por encima del percentil 95 de su serie de temperaturas máximas diarias en los meses de julio y agosto del periodo 1971-2000, concluye Aemet.

En la siguiente gráfica, se pueden ver los dos episodios de olas de calor que tuvieron lugar en la Comunidad de Madrid durante el verano de 2015. Y, en el mapa, cómo afectó a los municipios de esta.

 

Nueva imagen

 

0

 

Os prometo que, a finales de agosto, principios de septiembre más bien, os mostraremos las olas de calor en 2016, en la CAM. A ver si acertáis con ellas.

 

Navegación de la entrada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Quiénes SomosContactoAnúnciate